Silvia Gallego: “El Frente de Todos no es muy distinto a lo que fue el peronismo del 46”

En el Día de la Lealtad la histórica militante reflexiona sobre filosofía peronista y peronismo coyuntural. Los temas que preocupan. Los negacionistas y la nueva derecha “fascista” que exige “libertad”. ¿Qué opinaría Evita de la mujer actual, de sus reclamos y consignas? Macri, Cristina y un poco de política pampeana: ¿Vernismo y kirchnerismo, los referentes del peronismo provincial?

Militante histórica del peronismo pampeano, ex ministra y senadora, Silvia Gallego concedió una entrevista a Revista BIFE y, en el Día de la Lealtad, reflexionó sobre las características del peronismo actual. “Hoy el peronismo está replicando lo que fueron sus orígenes”, dice Gallego, sin dudar, del otro lado del teléfono, en su casa, acatando el distanciamiento social. Pero… ¿no será mucho, compañera? ¿No tiene, por ejemplo, Alberto Fernández, más bien una tibia agenda socialdemócrata?, se le consulta. “¿Por qué a la gente hay que ponerle rótulos?”, contesta. “Es peronista. Perón tuvo en un mismo gabinete a gente muy distinta. Esto es no entender el peronismo”.

Admiradora de Cristina Fernández, Gallego dice que está “encantada” con la “paciencia” de Alberto Fernández, porque “la Argentina de hoy necesita paciencia”. A su vez, afirma que en esta Argentina está naciendo un nuevo fenómeno: la derecha fascista escondida detrás de las banderas de una “supuesta libertad”.

Evita fue una feminista en serio, no una feminista del discurso”

Gallego considera que los tres temas impostergables del país son: empleo, salud y aborto. Referente de la lucha de las mujeres cuando el género no era un tema de agenda, se le preguntó cómo cree que Evita vería hoy a la mujer, a sus reclamos y sus consignas: “Estaría con las mujeres de las organizaciones sociales, para lograr la calidad de la alimentación, por ejemplo”, dice.

Por otro lado, aterrizando en La Pampa, en las últimas semanas salieron declaraciones donde se afirmaba que kirchnerismo y vernismo son los referentes del peronismo provincial. Con respecto a esto, Gallego dijo: “Eso es achicar el peronismo. Hay muchos más que existimos”. Asimismo, dijo que a Ziliotto lo ve “muy bien” y que el desarrollo de la gestión ha si “ejemplar”.

-Una primera reflexión respecto del peronismo actual.

El peronismo hoy está replicando lo que fueron sus orígenes: un frente con una fuerte base propia y con la adhesión de partidos menos cuantiosos en cuanto a sus adherentes, pero siempre en el campo popular. Hoy el Frente de Todos no es muy distinto a lo que fue el peronismo del 46… hay variables naturalmente que tienen que ver con la época.

Hay sectores de la sociedad en una actitud paranoica que creen que todo descubrimiento científico responde a intereses superiores”

-¿Qué variables?

Es más que un partido político, es un movimiento que nuclea las fuerzas populares, en un contexto donde tuvo que hacerse cargo de un Estado calamitoso, sumado a la pandemia que ha generado estragos de todo tipo. No quisiera estar en el lugar de los ministros ni del presidente, porque hay que generar políticas que ayuden, y por otro lado hay que intentar cubrir las necesidades que tiene Argentina de nuevas políticas que reorienten la economía y generen nuevas reglas de juego.

En este contexto aparece el negacionismo, una estrategia que viene desde hace años, y que tal vez estaba silenciado. Hay sectores de la sociedad en una actitud paranoica que creen que todo descubrimiento científico responden a intereses superiores que están para esclavizarnos.

El peronismo es un partido gregario que va sumando gente de acuerdo a las cuestiones que interesan a la ciudadanía, con justicia social como bastión”

-¿Qué otros actores aparecen junto a este negacionismo?

Aparecen también una especie de reverdecer de algunos teorías que han sido deslegitimadas, como el ultranacionalismo, fascismo, sectores que en aras de una supuesta libertad terminan asumiendo actitudes fascistas. Este combo ha llegado a la Argentina, a través de los medios electrónicos y las redes. Es un nuevo fenómeno.

-¿Qué sector político encarna este nuevo fenómeno?

No sé si hay un sector político que lo encarna, pero sí creo que los proyectos del conservadurismo y el liberalismo más duro de Argentina, intentan apropiarse del ruido que genera toda esta situación. En Europa está pasando y en EEUU también.

-¿Y mientras tanto el peronismo…?

Mientras tanto el peronismo tiene la responsabilidad de liderar con todo esto, donde se pone en duda el esfuerzo del Estado, que es infinito en estos momentos para compensar los efectos no deseados de la pandemia.

Hay sectores que en aras de una supuesta libertad terminan asumiendo actitudes fascistas”

-¿Cómo ve el liderazgo que hay?

Tiene un liderazgo no formal indiscutido, que es el de Cristina Kirchner. Es la dirigente política de Latinoamérica que tiene más consenso en su respectivo país. No sé si hay otro dirigente que concite más adhesión que Cristina entre los argentinos. Y en función de ella se ha nucleado nuevas fuerzas, que intentan zafar de la grieta a la que nos intentan llevar permanentemente. Hay sectores del radicalismo, sectores que se han conformado con desprendimientos del propio partido, entre otros.

El peronismo es un partido gregario que va sumando gente de acuerdo a las cuestiones que interesan a la ciudadanía, con una fuerte defensa de los derechos y la justicia social como bastión. Hoy tiene esta configuración. Con respecto a la grieta siempre hubo una división histórica, desde san Martín hasta ahora. Siempre hubo dos grandes núcleos, que a veces pueden convivir y otras veces no.

-¿Hoy no pueden convivir, no?

Hoy creo que hay una intolerancia muy importante. Se ha generado a través del impacto de la tecnología, que ha roto de alguna manera la posibilidad de expresarse de buena manera. Hoy mucha gente se siente agobiada por tener que estar limitado en su accionar.

El peronismo se caracterizó por tener opiniones diferentes. No existe la homogeneidad total. Eso sería una actitud de sometimiento “

-¿Qué opina de lo que dijo Macri sobre que Cristina tiene secuestrado al peronismo?

Macri tuvo una expresión desafortunada. En primer lugar metiéndose en la interna de un partido político, y en segundo lugar utilizando una simbología que a la Argentina le ha costado muchas vidas. Me dejó con una gran indignación. Porque un personaje que ha hecho tanto mal, que ahora tenga derecho a cuestionar a todo el mundo, me parece que sea bueno que haga un decoroso silencio. Al peronismo no lo puede secuestrar nadie. El peronismo superó a la Unión Democrática y a la Embajada de los EEUU. El peronismo fue capaz de superar los bombardeos del 55, los 18 años de proscripción, los 30 mil desaparecido, los múltiples secuestros, y seguimos sobreviviendo y mostrado la fortaleza. Sin duda a veces cometemos errores, y la gente nos da un correctivo no acompañando con su voto. Y la verdad que en boca de Macri, que fue víctima de un secuestro, es de muy poco gusto, es de una falta de conciencia de lo que está diciendo, y habla mal de él. Cristina tiene la adhesión que él nunca pudo construir.

-¿Prefiere el kirchnerismo, cristinismo o albertismo…?

No entro en ese tipo de discriminaciones. Yo soy ante todo peronista, lo demás son liderazgos que van y vienen, que hoy tienen adhesión y mañana pueden no tenerla. Yo soy peronista y admiro profundamente a Cristina, y la verdad que estoy encantada con Alberto Fernández, con su paciencia, porque la Argentina de hoy necesita paciencia.

-¿Paciencia? ¿Alberto no tiene la estética tibia de un socialdemócrata?

¿Por qué a la gente hay que ponerle rótulos? Es peronista. Perón tuvo en un mismo gabinete a gente muy distinta. Esto es no entender el peronismo.

Al peronismo no lo puede secuestrar nadie. El peronismo superó a la Unión Democrática y a la Embajada de los EEUU”

-¿Alberto debe seguir con Cristina, debe despegarse, o no tiene sentido plantear esto?

Honestamente creo que la oposición y los medidos están haciendo todo lo posible para romper la alianza. Nadie puede pretender que en un gobierno que tiene que superar situaciones tan críticas, no tenga diferencias entre las opiniones de uno y otro. Para eso existe un presidente. Así es la conducción política, con disidencias. Lo mismo que en un matrimonio que se supone que nunca debe haber un no, y es una situación irreal, que no hace a la esencia del ser humano. El peronismo siempre se caracterizó por tener opiniones diferentes pero con una persona que ejerce la conducción, que tiene que catalizar las diferentes voces. Esto es el ABC de la política. No existe la homogeneidad total. Eso sería una actitud de sometimiento.

-¿Me podría nombrar tres temas prioritarios, que no se deberían postergar en la agenda?

Los tres temas de la agenda que deberíamos tener es lograr el crecimiento en el empleo y la reactivación de la economía para que haya distribución del ingreso. El segundo tema es que tenemos que seguir poniendo esfuerzo en la pandemia, y en encontrar y resolver lo más rápido de la vacuna. Y un tema social que no hay que desechar es el tema del aborto.

-¿Cómo cree que Evita vería a la mujer de hoy, sus reclamos y sus consignas?

Hoy sería una dirigente que plantearía básicamente el tema de las mujeres y la necesidad de acompañar desde lo institucional el movimiento de mujeres, en cuanto a más lugares de inserción. Y estaría con las mujeres de las organizaciones sociales, para lograr la calidad de la alimentación, por ejemplo.

Cristina Kirchner es la dirigente política de Latinoamérica que tiene más consenso en su respectivo país”

-Evita criticó al feminismo… ¿puede explicar cómo era ese contexto?

Hay que entenderla en el contexto. Porque había sectores que despreciaban lo que hacía el peronismo por los más desfavorecidos. Entonces criticaba ese feminismo que no tenía empatía por los derechos de los más débiles. Pero si vos mirás sus acciones, tanto de la Fundación Eva Perón, Evita fue una feminista de fuste, una adelantada a su tiempo. El feminismo de aquella época planteaba una serie de derechos pero no para todas las mujeres. Planteaba por ejemplo el famoso voto universal que era solo para los nacidos en Argentina y con instrucciones. Fue una feminista en serio, no una feminista del discurso.

Foto: La Reforma

-¿Los referentes del peronismo en La Pampa hoy son el kirchnerismo y el vernismo?

Eso es achicar el peronismo. El peronismo en La Pampa como en todos los lugares del país tiene múltiples matices. Esos pueden ser dos sectores que tengan mayor representatividad, pero no son los únicos, hay muchos más que existimos.

-¿Cómo ve al gobierno de Ziliotto?

Lo veo muy bien. Creo que la provincia en sus manos tiene una desafió muy grande. Hizo un gran esfuerzo a través de la herramienta del Banco de La Pampa, para tener disponibilidad para aquellas personas que necesitaran líneas de créditos. La provincia una vez más ha dado muestras que es una provincia ordenada en lo económico, y financieramente ha podido responder. Siempre habrá alguien que se queje, naturalmente, pero en general el desarrollo ha sido ejemplar. Estoy muy orgullosa de nuestro gobierno provincial. Los que conocemos lo que son la dificultades para ejecutar políticas valoramos los esfuerzos que se están haciendo, y cuando lo hacen bien es para valorar, más allá del color político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

QUIENES SOMOS

 

Revista pampeana de sociedad, política y cultura. Crónicas, perfiles y entrevistas sobre los temas y personajes del momento, que influyen en la realidad. Espacio de intervención y debate.

redaccion@revistabife.com

 

seguinos