Mariano Tagliotti

Hemos visto a Maradona: El gol a la eternidad

Hemos visto a Maradona: El gol a la eternidad

“Es, en el fondo, una víctima de la belleza extrema de la cual ha sido creador. ¿Cómo se vive siendo un ser humano si no dejan de decirte que sos Dios?”. De esquivar cintazos de su padre como si fueran ingleses, Diego llega a tener la visión y la soledad incomparable del que alcanza el Everest. Su obra está ahí, en la eternidad, adonde siempre podremos ir a refugiarnos los argentinos, cuando dudemos de lo que somos capaces.

Todos los silencios, todas las ausencias

Todos los silencios, todas las ausencias

El cronista recorre la vida del astro y explica cómo a través del tiempo Diego ingresa a un silencioso laberinto de ausencias. “Hay silencios muy profundos que sólo se cortan con gritos, con pedidos de alcohol y llantos para adentro”. Sin Claudia, sin sus hijas, sin sus padres y sus primeros amigos, la vida de Maradona es terreno fértil para que los “roedores inescrupulosos” se empachen de negocios. Así, a 20 kilómetros de su Villa Fiorito natal, termina el viaje físico de “el más humanos de los Dioses”.

QUIENES SOMOS

 

Revista pampeana de sociedad, política y cultura. Crónicas, perfiles y entrevistas sobre los temas y personajes del momento, que influyen en la realidad. Espacio de intervención y debate.

redaccion@revistabife.com

 

seguinos