Casa Gallinero, el nuevo espacio toayense: “Siempre nos atrajo la contracultura”

En Toay están pasando cosas de la mano de Casa Gallinero, un espacio multidisciplinario que pretende ser el nuevo punto alternativo. “la idea fue prender la llama y que otros sigan avivando el fuego”, dice su creadora en esta charla con BIFE

El apéndice de Santa Rosa, la ¿mí(s)tica? localidad de Toay, parece revitalizada en esta suerte de vuelta a la normalidad pospandemia, al menos cuando hablamos del plano cultural. Desde el mes de octubre existe en el pueblo “Casa Gallinero”: un espacio que se encuentra abierto para artistas, con fechas que cuentan con el atractivo de tener una curaduría conceptual. El lugar fue reconvertido y ahora es el epicentro del agite toayense. “Tengo recuerdos de acarrear ladrillos para levantar estas paredes cuando era chica. Acá me críe., cuenta a BIFE la persona a la que llamaremos “M” -prefiere el anonimato-, quien es artífice de este proyecto, el cual gestó al regresar junto a su pareja hace seis meses y vió que las condiciones estaban dadas para activar en la casa de su infancia.

“M” terminó la secundaria en 2010 en el colegio de la UNLPam, luego decidió instalarse en La Plata y estudiar cine en la facultad de Bellas Artes. Ahí curtió otras escenas, otras historias. “Al principio me flasheó el coco toda la info que se manejaba ahí, pero  al toque sentí que ya era parte el paisaje”, dice “M”, que pasados unos años se calzó la mochila y movió. “Quise viajar. Me fui para Ecuador, hice todo el conosur y viví un año en Francia”. Su vida nómade condiciona, de alguna manera, su presencia en este proyecto. “La idea fue prender la llama y que otros sigan avivando el fuego, si nosotros no estamos”.

¿Cómo fue volver a Toay?

Fue re flashero encontrarme con el lugar, la casa tiene las marcas de crecimiento. Nunca más había vuelto a vivir acá desde que me fui a estudiar y la última vez que estuve fue en 2015. Tengo kilometros arriba, pero el cielo de La Pampa no lo cambio por nada. Cuando se nos vino encima la pandemia optamos con mi compañero volver, ahora tenemos una “cachorra”, y sentimos que es el espacio adecuado para criarla.

Nosotros veníamos de generar algo similar en la costa previamente a Casa Gallinero. Siempre nos atrajo la contracultura.

¿Y cómo surgió Casa Gallinero?

La idea fue que haya un espacio acá. Si bien hubo y hay artistas con mucho talento y ganas, nunca fue posible una movida en Toay, siempre estuvimos re absorbidos por Santa Rosa, eso no fue menor para activar con  esto. Nosotros veníamos de generar algo similar en la costa previamente a Casa Gallinero. Siempre nos atrajo la contracultura.

¿En estas primeras fechas que realizaron en CG, ¿cómo fue la recepción de los toayenses?

Cuando abrimos la puertas hace unas semanas, realmente fue hermoso. Sinceramente nos sentímos muy emocionados. Cayó mucha gente y todos enamorados del espacio. Incluso la gente “adulta”, que acá en Toay sigue siendo bastante conservadora, pasaban por afuera, paraban un toque y después seguían. Aún hay una cultura de los márgenes dormida en Toay, pero creo que entre todos estamos plantando una semilla.

siempre estuvimos re absorbidos por Santa Rosa

Nos vamos de carrete

La localidad más próxima a Santa Rosa siempre tuvo cierta mística, varios artistas la han mencionado en sus creaciones, como Kumbia Kuática, una banda formada a comienzos de la década pasada que generó una escena propia y que tiempo después el clima de época arruinó, supo tener en su repertorio un tema llamado “Me voy pa’ Toay”, un mini hit cumbiero y pistero que resonaba en los antros y salones santorreseños al ritmo de la piscodelica chicha peruana. ¿Pero qué onda con Toay? “Y… es que hay tanto monte, los médanos, ¿conocés los médanos de acá? Este además fue un lugar de los lonkos ranqueles… también siento que tiene mucha energía de un mar viejo”, suelta “M”, agitando el imaginario toayense

Aún hay una cultura de los márgenes dormida en Toay, pero creo que entre todos estamos plantando una semilla.

Como sea, lo cierto es que Casa Gallinero es una realidad y hay algo ahí que está pasando. Desde proyecciones de películas al aire libre de cine independiente –sí, proyección de films en pleno 2021-, hasta intervenciones y shows de músicos que encontraron en CG un lugar para escapar del “fijo” del sonido para poder tocar en los pocos lugares que quedan en la capital pampeana. “Tenemos la agenda abierta para todo artista que quiera acercarse, lo hacemos todo a pulmón. La onda es que en una fecha concluyan distintas expresiones que estén relacionadas de alguna u otra manera”, dice “M”, quien además toma las riendas de la curaduría de lo que promete ser una nueva alternativa para la diezmada escena contracultural pampeana.

“Casa Gallinero”, Médano Blanco 171- Toay

2 thoughts on “Casa Gallinero, el nuevo espacio toayense: “Siempre nos atrajo la contracultura”

Comments are closed.

QUIENES SOMOS

 

Revista pampeana de sociedad, política y cultura. Crónicas, perfiles y entrevistas sobre los temas y personajes del momento, que influyen en la realidad. Espacio de intervención y debate.

redaccion@revistabife.com

 

seguinos