Biden despidió a Trump de la Casa Blanca: ¿Quién es el hombre de 78 años que terminó con la aventura del outsider?

Tras cuatro días a la espera de los conteos finales, Joe Biden ganó las elecciones americanas. ¿Quién es el hombre de la política que recuperó la manija demócrata de la Casa Blanca y terminó con la aventura de Donald Trump en Estados Unidos? Revista Bife dialogó con dos especialistas.

“Joe, bye-bye Biden” le repetían a carcajadas los bravucones de la escuela a un niño tímido que sufría tartamudez de nacimiento. Sin embargo, consciente que aquello no podía afectarle, el niño intentó asumir sus problemas para intentar superarlos: por eso, se pasaba todas las tardes frente a un espejo donde recitaba poemas para mejorar su habla. Joseph Robinette Biden (78) es el nuevo presidente de los Estados Unidos. Abogado y con 29 años fue senador de Delaware durante más de 3 décadas. Vicepresidente de Barack Obama durante 2 periodos (2008-2016) Biden alcanzó 290 electores y obtuvo la mayoría en el Colegio Electoral. Por su parte Donald Trump acudirá a la Corte Suprema para intentar revertir el resultado, hasta el momento no se percibe como “el perdedor”.

The Winner

Haber rosqueado en Washington durante casi medio siglo en la política americana le abrió el camino hacia la Casa Blanca. “ Biden es una continuidad perfecta de la línea de los Clinton y Obama que rige desde los 90’. Biden jugó mucho con la seducción hacia algunos republicanos moderados. Biden juega a ocupar el centro que en Estados Unidos está corrida a la derecha. Es como una centro derecha moderada”, aseguró Julio Burdman, Doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Buenos Aires (UBA)Revista Bife acerca de la continuidad ideológica que domina en el partido demócrata en los últimos 30 años.

“Estoy postulándome como un demócrata orgulloso, pero no voy a gobernar como un presidente demócrata, voy a gobernar como presidente”, dijo Biden de campaña en Winsconsin. El capital político de Biden es reconstruir la “unidad” en un país donde Trump aplicó la política de la “diferencia”.

“Biden no es el candidato que muchos sectores querian. Pero el antitrumpismo los mueve más. Biden se apoya en dirigentes del progresismo que llaman a votar por él” sostuvo Burdman.

Por otro lado la cuestión etaria en Joe Biden no es un problema para los americanos. “En Estados Unidos no es un problema la edad de los políticos, al contrario, de hecho es una características histórica”, aclaró el especialista.

Consultado por el impacto del triunfo demócrata en relación a la Argentina, Burdman no espera mucho más cambios más allá de lo institucional. “Es probable que quiera relanzar las relaciones con la región en un marco más institucional y multilateral, por lo tanto, puede ser que haya un cambio de tono, y ahí probablemente Alberto Fernández se vea un poco beneficiado, porque va a encontrar otra forma de relacionarse con Estados Unidos, y tal vez (Jair) Bolsonaro y su estilo más provocador, sean un poco descolocados en una era Biden”, dice.

“Biden es un presidente demócrata conservador. Apoyó la ley de crimen de 1994. Apoyó la guerra de Irak. No apoya Medicare for All (asistencia sanitaria universal) ni the Green New Deal (un programa ecológico). No tiene una visión política para el futuro. Biden es el statu quo de neoliberalismo”, agrega Jonathan Brower, un joven historiador que reside en Washington en conversación con BIFE. “No me gusta su forma de hacer política. Segundo,  Biden tiene un carisma. Es muy claro. Creo que hay mucho de memes. Está persona campechana. Me parece muy confundido y perdido. Creo que parte del problema es que la partida democrática es orientada a las reglas.

Algunas carateristicas de Biden:

El “sobón”

Biden siempre buscó el reconocimiento y el amor de las masas. En Sudamérica sería el político que levanta a un bebé, besa a una anciana y abraza a un enfermo. Joe es de los “baños de gente”. Sin embargo, el exceso de afecto no le ha jugado una buena pasada: “Es un político muy de contacto. Y lo es de verdad. Nada de esto fingido”, sostuvo Jhon Kerry, exsecretario de Estado a la revista New Yorker, a propósito de Biden. Y agregó: “Lo “sobón” que se pone también se ha vuelto una fuente de problemas”.

La candidatura de Joe Biden trastabilló cuando un grupo de 8 mujeres lo acusaron por abrazos y besos “inapropiados”. La televisión estadounidense mostraba escenas de Biden saludando mujeres en eventos públicos donde hacían énfasis en la proximidad física. El #MeToo había sido un movimiento importante dentro del partido demócrata lo cual generó una situación incómoda ya que muchos activistas prefirieron continuar con su apoyo a Biden. Si bien Biden prometió “moderar sus interacciones sociales” ninguna denuncia prosperó en la justicia ni alcanzó para tener que bajarse de su candidatura.

BIDEN JUNTO A MAURICIO MACRI Y SERGIO MASSA EN DAVOS, 2016

Dialéctica de la implosión

La tartamudez fue uno de los tantos episodios traumáticos que Joe Biden tuvo que enfrentar a lo largo de su carrera política. Y no es un dato menor, ya que el estigma del habla lo acompaño hasta la adultez donde pudo superar el defecto memorizando sus discursos cuando ya era un político reconocido. Si la tartamudez lo obligó a memorizar para evitar leer sus discursos, también lo llevó a ejercer la peligrosa dialéctica de la improvisación. Por eso Biden estaba a una frase de implosionar.

En 1988, Joe Biden se lanzó como precandidato demócrata a la presidencia pero un escándalo lo baja de un plumazo: Biden había copiado partes de un discurso de un diputado británico que hablaba de antepasados que nunca tuvo. “Amigos, les puedo decir que he conocido a ocho presidentes, tres de ellos de forma intima”, dijo en 2012 frente a una multitud que quedó perpleja cuando se malentendió que Biden había tenido sexo con los mandatarios.

En 2009, en medio de una gran confusión social producto de la crisis de 2008, Biden –vicepresidente- había dicho que “habían muchas posibilidades de fracasar en la economía”. Entre las metidas de pata más conocidas la realizó junto al ex presidente Barack Obama. “El primer afroestadounidense corriente que sabe expresarse, es brillantes y limpio”, había dicho Biden, quién no paraba de imposibilitar formas de aclarar sus enunciados. Biden decía más lo que no pensaba que lo que intentaba decir.

JOE Y UN NIÑO ABORDAN LA PROBLEMÁTICA DE LA TARTAMUDEZ

La batalla final       

Joe Biden no fue un rival fácil para Donald Trump a pesar de las constantes bravuconeadas. Las groserías y los golpes bajos no parecieron afectar a un Biden inmune a la pelea sucia, porque 30 años en la Cámara Alta del senado lo avalan. Trump lo supo. Por eso intentó llevar a Biden al cuadrilátero de la lucha libre, allí donde no hay códigos, donde romper las reglas del juego suele ser un valor que termina el público por reconocer. Esta vez, fue Donald quien quedó Fired!.

29 thoughts on “Biden despidió a Trump de la Casa Blanca: ¿Quién es el hombre de 78 años que terminó con la aventura del outsider?

Comments are closed.

QUIENES SOMOS

 

Revista pampeana de sociedad, política y cultura. Crónicas, perfiles y entrevistas sobre los temas y personajes del momento, que influyen en la realidad. Espacio de intervención y debate.

redaccion@revistabife.com

 

seguinos