Pampeanos que esperan su vacuna para fotografiarse: una tendencia mundial que crece en pandemia

Surgido en EEUU con las celebrity, el fenómeno de los foto-vacuna (o “vaxxies” –como llaman al fenómeno-) se desparramó por el mundo. La Pampa no es ajena, sino todo lo contrario: proliferan los posteos de torsos desnudos, brazos arremangados. Además, el testimonio de una enfermera del barrio Villa Santillán. La diferencia con los banales europeos y con los morbosos yanquis. El componente bélico, nacionalista y psicológico de los “vaxxies”: ser antes de Ser, postearse en las redes antes de ser vacunado.

La necesidad de querer vacunarse contra el covid es proporcional a la desesperación de querer compartirlo en las redes sociales. Vacunarse en Argentina pasó de ser un veneno que te dejaba como un zombi comunista a ser un sentimiento que sólo puede explicar el que se ha vacunado; porque nadie cree en la vacuna hasta que se la pone. En Estados Unidos y Europa llaman Vaxxies a quienes comparten en sus redes la selfie vacunados (click). Imágenes de torsos semis desnudos, hombres y mujeres arremangados mientras le aplican el pinchazo; un posteo de un primer plano del sujeto mostrando la libreta en la mano; vacunarse dejó de ser parte del ámbito privado para convertirse en un posteo en el feed. Vacunarse es hacer saber que uno se ha vacunado.

Si bien el fenómeno es mundial, en La Pampa nadie quiere quedarse afuera de esta nueva cepa de “la militancia virtual” que surge desde las redes sociales en tiempos de pandemia: los foto-vacunas.

La necesidad de querer vacunarse contra el covid es proporcional a la desesperación de querer compartirlo en las redes sociales

Origen del término vaxxies

Surgió en Estados Unidos y fue publicado por primera vez en el New York Times a fines del 2020. Se forma de la unión de selfies y vaccines, y nombra el acto de posar en ese instante en que uno es vacunado para publicarlo en internet. Los famosos, los políticos y deportistas de todo el mundo fueron dando sentido a la palabra vaxxies, que tiene fundamento ontológico en la celebrity.

En España los Vaxxies hicieron que los centros de salud tengan un photocall (lugar habilitado para la toma de fotografías) para no colapsar las colas. Los pacientes que vienen a vacunarse no se sacan fotos, lo hacen a la salida o en sus casas. Acá hacemos que la vacunación sea rápida”, aseguró a Revista BIFE una enfermera de la posta sanitaria del Barrio Villa Santillán.

A medida que baja la media de edad de los inmunizados, sube la densidad de las fotos en las redes sociales. No son solo famosos o políticos: son personas comunes que eligen esta práctica universal.

El foto-vacuna pampeano

A diferencia de los vaxxies europeos o yanquis –que son banales y hasta morbosos– el argentino -en este caso el pampeano- se apropia de la campaña de vacunación contra el Covid para dotarla de épica y contenido. Más que la selfie, elige la foto común, el primer plano es la pose preferida de estas tierras (tampoco produce un colapso en las colas como el europeo). Junto a la imagen del vacunado lo acompaña un texto cuya redacción detallaremos a continuación.

Más que la selfie, elige la foto común, el primer plano es la pose preferida de estas tierras

Una de las características que comparte el foto-vacuna es que si todo lo personal es político entonces no habría por qué pensar que vacunarse no fuera una actividad de la misma esfera. Erradicado el carácter individual y privado, vacunarse es un acto “colectivo”. Se concurre al centro de salud más cercano con el mismo sentimiento que cuando se va a votar en una jornada de elecciones para hacer “patria”.

Sumado al componente bélico se destila, también, un grado de nacionalismo que completa su estructura cognitiva de pensamiento.

Vacuna y conciencia social

Una extraña sensación se apodera del  foto-vacuna cuando desde Salud les confirman el turno: la ansiedad por el mensaje que posteriormente transmitirá en sus redes sociales. Una vez que se enfrenta cara a cara con el enfermero o enfermera, en esa enésima de segundos que dura la inoculación, en la mitad de un parpadeo, es que el foto-vacuna siente un orgullo en la conciencia social que le recorre el cuerpo a medida que entra por sus venas abiertas la Sputnik V de los laboratorios rusos. No le sucede lo mismo con la China Sinopharm o Covished.

Por otra parte, existe un componente psicológico más que llamativo en esta especie de Vaxxies, y es el carácter de ser antes de Ser. ¿Qué significa esto? Que mayoritariamente ninguno se vacunó. En la provincia quienes acceden a las vacunas son personas entre los 60 y los 90 años -sacando a pacientes de riesgo-. El vaxxies que promedia entre los 25 y 45 años de edad, comparte la foto de sus padres o de algún otro pariente mayor. Entonces el vaxxies autóctono, redacta en el acto de la vacuna ajena su impronta, es decir, se apropia de la vacunación del otro para llevar agua a su molino. Una vez completada esta operación, solo resta esperar las reacciones de sus “cumpas” de las burbujas de instagram o facebook.

Una extraña sensación se apodera del  foto-vacuna cuando desde Salud les confirman el turno: la ansiedad por el mensaje que posteriormente transmitirá en sus redes sociales

Por último, no se trata de señalar con el dedo ni poner en duda la integridad ética y moral de los que deciden politizar el acto de vacunarse. Porque no faltan quienes observan -mal pensados- a este fenómeno como un gesto de: “yo estoy vacunado y vos no”. En Europa, por ejemplo, ya lo relacionan con la nueva élite, un aspecto que en Argentina se evidenció con los vacunados Vip.

Los foto vacuna ya tienen su texto escrito. Alcanza con unir un par de oraciones con la dosis de emotividad suficiente para conectar con el público. A pesar de no estar vacunados, ellos, los foto-vacuna esperan, al igual que millones de argentinos, su dosis antes que el mundo se terminé por el virus y sus miles de mutaciones.         

2 thoughts on “Pampeanos que esperan su vacuna para fotografiarse: una tendencia mundial que crece en pandemia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

QUIENES SOMOS

 

Revista pampeana de sociedad, política y cultura. Crónicas, perfiles y entrevistas sobre los temas y personajes del momento, que influyen en la realidad. Espacio de intervención y debate.

redaccion@revistabife.com

 

seguinos