Fiestas clandestinas en la 2da ola: ¿qué tan graves serán las sanciones?

Las penas van desde los 6 meses a 2 años de prisión para organizadores y concurrentes de fiestas. Existen las “salidas alternativas” para aquellos que no tienen antecedentes penales, como la donación de barbijos, 500 horas (2 años) de trabajos comunitarios o multas que pueden llegar a los 200 mil pesos. Hasta el momento, el Ministerio Público recaudó 4 millones de pesos en multas.

“La segunda ola con nuevas cepas va a impactar. Si hacemos las cosas bien en La Pampa tal vez podamos retrasarla”, dijo el ministro de Salud, Mario Kohan, el 24 de marzo. Como era de esperar, la segunda ola llegó a Argentina, con picos de más de 24 mil contagios en un día, mientras que en la provincia por ahora se mantiene de manera estable, con leves incrementos y disminuciones.

Si bien el gobernador Ziliotto adelantó en la última conferencia de prensa que no habrán nuevas restricciones en tanto se mantenga “controlable” la situación epidemiológica, fuentes cercanas a Seguridad aseguraron a Revista BIFE que implementarán una mayor rigurosidad a la hora de controlar los protocolos y las fiestas clandestinas en la provincia.

Debido a un delicado panorama socio-económico, que en números se traduce en un 33.5% de pobreza en La Pampa (42.879 personas pobres y 8.956 indigentes), el Estado ya no puede restringir la actividad económica, de manera que optará por un mayor control con sus consecuentes sanciones. Tal es así que sólo durante el sábado pasado se clausuraron 4 bares en Santa Rosa y 2 cervecerías en Toay, sólo por no respetar el protocolo de distanciamiento social.

Fuentes cercanas a Seguridad aseguraron a Revista BIFE que implementarán una mayor rigurosidad a la hora de controlar los protocolos y las fiestas clandestinas en la provincia

Otro de los puntos claves en los que se centrarán para controlar de alguna manera la expansión del Covid, serán las fiestas clandestinas, protagonizadas mayormente por jóvenes de entre 16 y 25 años, y consideradas unas de las mayores fuentes de contagios durante la cuarentena. En comunicación con Revista BIFE, el fiscal general del Ministerio Público Fiscal, Máximo Paulucci, reveló –entre otros datos-, que desde el inicio del confinamiento se recaudaron a través de las multas a los organizadores o concurrentes de dichas jornadas clandestinas, unos 4 millones de pesos.

Pero ¿qué tipo de sanciones se aplican a los individuos que violan esta norma? ¿Qué se tiene en cuenta para determinar la sanción al organizador de la fiesta? ¿Y para todos aquellos que concurren? ¿Cárcel, multas, trabajos comunitarios? Algunas de estas preguntas fueron respondidas por Paulucci.

En primer lugar, el fiscal general aclaró que no todas las situaciones son iguales ni -por diferentes motivos- todas prosperan. “Hay miles. No todas están probadas de la misma forma. Algunas hay testigos, otras hay cámaras. Otras el policía entra sin orden, entonces se disuelve la causa. También medimos la salud pública, no es lo mismo un asado de 11 que una fiesta de 200. En todos los delitos hay penas mínimas y máximas”.

Desde el inicio del confinamiento se recaudaron a través de las multas a los organizadores o concurrentes de dichas jornadas clandestinas, unos 4 millones de pesos

 “En fiestas clandestinas en muchas ocasiones se ve un desborde que es imposible constatar a todos. Llegan los policías pero todos salen corriendo, entonces no se puede corroborar, pero sí tener un número aproximado. Hay que tener en cuenta que todo esto es algo inédito”.

Paulucci aclaró que, si bien no es lo mismo un organizador de una fiesta que alguien que concurre a la misma, a todos se les aplica una sanción que varía por los antecedentes y por la situación en la que se lo haya encontrado. Las penas van desde los 2 años de prisión, pasando por multas que pueden llegar a los 200 mil pesos, hasta años de trabajos comunitarios en espacio verdes o desayunadores.

 “El máximo son 2 años, y el mínimo 6 meses por violar un 205 del Código Penal. Pero esto es si vas a juicio. Sin embargo, se permiten otras cosas, que se llaman ‘salidas alternativas’, para personas que no tienen antecedentes, que tiene que ver con multas, trabajos comunitarios, cursos para aprender oficios. Estas salidas nos parecen mucho mejor, porque el individuo al ir todos los días durante dos años a trabajar para un espacio verde o un desayunador, internaliza la mala conducta y en muchos casos no la vuelven a realizar”, explicó.

Las penas van desde los 2 años de prisión, pasando por multas que pueden llegar a los 200 mil pesos, hasta años de trabajos comunitarios en espacio verdes o desayunadores

¿Hay diferencia entre el que organiza la fiesta y el que concurre a la misma? “Por supuesto que sí, aunque las penas caben para todos. Todos pueden ser sancionados, pero somos más duros con el organizador, sobre todo con aquellos que han contratado dj, han alquilado un lugar con barra, etcétera”.

¿Cuáles son los montos de las multas? “Se tiene en cuenta si tienen trabajos. Mucho han entregado comida a comedores, o han propuesto pagarlo en cuotas. Hay casos que han pagado mucho dinero, y otros entre 5 y 10 lucas. Hay que ver el caso concreto. Han habido casos de 50 mil pesos, y otro por ejemplo –en Realicó- de unos de 200 mil pesos”.

Me acuerdo una de las primeras fiestas –siguió Paulucci- en la avenida Perón. Hace casi un año. Ahí se accedió a una salida alternativa que no fue de tipo económica, pero sí 500 horas de trabajo comunitario en espacios verdes, más la donación de 5 mil barbijos. Durante dos años tiene que cumplir el trabajo comunitario. Si no lo cumple, se vuelve al juicio”.

En multas han habido casos de 50 mil pesos, y otro por ejemplo –en Realicó- de unos de 200 mil pesos

Por último, el fiscal aclaró que, si bien en las fiestas clandestinas el promedio de edad varía entre los 16 y 25 años, no es la única franja de edad proclive a violar los encuentros de más de 10 personas sin el distanciamiento. Es verdad que en las fiestas son mayormente jóvenes de entre 16 y 25 años, pero es porque a esa edad se acostumbra hacer fiestas. Sin embargo no son los únicos que violan el artículo 205. Por ejemplo han habido partidos ilegales de bocha de hombres de más de 50 años, y también carreras de caballos ilegales donde la mayoría era gente adulta”, concluyó.

3 thoughts on “Fiestas clandestinas en la 2da ola: ¿qué tan graves serán las sanciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

QUIENES SOMOS

 

Revista pampeana de sociedad, política y cultura. Crónicas, perfiles y entrevistas sobre los temas y personajes del momento, que influyen en la realidad. Espacio de intervención y debate.

redaccion@revistabife.com

 

seguinos