Indie rock desde Acha, Los Alpatacos: “Que nos escuchen en otras localidades de la provincia sería un logro”

Caras nuevas: Bife habó con Fran Álvarez, de Los Alpatacos, banda achense que cuenta con un puñado de temas que retratan en clave pop el paisaje pampeano y la cotideaneidad local, algunos de ellos con pasta de minihit. “La idea es hablar de temas que reflejen a la ciudad y nuestro día a día”.

En la capital pampeana ya de por sí es difícil dar con propuestas estéticas sonoras que escapen al gusto popular del escucha rockero, por lo cual mucho más difícil es encontrarlas en el interior de la provincia. Sin embargo, en General Acha hay algo, y viene de la mano de un maestro de primaria, de un escultor y herrero y de un estudiante de artes visuales. Ese es el cóctel que le da forma al proyecto de rock alternativo bautizado como Los Alpatacos.

La formación tuvo su génesis en una peña folclórica, cuando Fran Álvarez, quien en ese momento formaba parte del grupo folclórico Acha 4, vio a un pibe que lucía una remera de Queens of the stone age, detalle que sirvió como disparador para concebir su actual proyecto. “Yo tenía puesta una de Hendrix y veo a un chabon que llevaba una remera rockera en un lugar donde sólo había grupos de folclore, y bueno, me acerqué a ver que onda, para hablar de música, lo bueno fue que también era músico”, cuenta el bajista y voz de la banda achense sobre Cristian, hoy guitarrista de Los Alpatacos. Ya en ese momento, a principios de 2019, para Fran, las ganas de soltar las peñas y armar algo más de su “palo” eran totales.

Fran Álvarez

Yo tenía puesta una de Hendrix y veo a un chabon que llevaba una remera rockera en un lugar donde sólo había grupos de folclore, y bueno, me acerqué a ver que onda, para hablar de música, lo bueno fue que también era músico

En Acha no predominan los lugares para que un power trio como Los Alpatacos puedan enchufar, armar una bata y sonar fuerte, pero eso no ha impedido que desde allí surjan formaciones con inquietudes rockeras. Desde La Groncha, El Garage y Polirrubros a finales de los noventa, hasta Los Sikarios, Ropa Vieja y Guarda La Tosca en la actualidad. “Está todo por hacerse, ya que nos escuchen en otras localidades de la provincia sería un logro”, dice Fran.

De izquierda a derecha: Cristián Andiarena (guitarra y coros), Fran Álvarez (Bajo y voz), Omar “Rasta” Pardiño (batería)

Luego de vivir 10 años en Córdoba, lugar al que se dirigió a continuar sus estudios, Fran Álvarez (37), regresó a Acha con intenciones de volver a conectar con la música, relación que estuvo bastante ausente durante una década. “En Córdoba se me hizo muy difícil dar con gente para armar algo, fue un poco frustrante porque entre los estudios, el laburo, y las distancias que tiene la ciudad complicaron que eso se dé”, dice Fran, quien retornara a La Pampa en 2012 con otras preocupaciones además de la musical. “Estuve laburando mucho tiempo de pizzero, abondoné la carrera y empecé a trabajar en cocinas, pero al volver a Acha necesitaba de cierta estabilidad”, cuenta, sobre la salida que vió al ingresar a magisterio para formarse como maestro de primaria. “Más que por vocación, fue por necesidad”, agrega.

Está todo por hacerse, ya que nos escuchen en otras localidades de la provincia sería un logro

Del Folclore y el curro al Indie Rock    

“Para el folclore hay que tener una especial sensibilidad, que yo no la tengo. Veo a viejos folcloristas que ya tienen una pose que los caracteriza”, expresa Fran, que hizo una incursión fugaz por Acha 4. “Cuando ví la posibilidad de integrar el grupo les advertí que yo tenía muy poco que ver con lo que ellos hacían, pero tenía muchas ganas de tocar”. Antes de Acha 4 y mucho antes de Los Alpatacos, Fran armó la típica formación para currar en bares y pubs de la zona. “Y sí, es algó común por la cual muchos músicos han pasado, con “Pájaros Volando” la idea era esa, hacer covers de rock nacional hiteros para levantar una moneda”. Hoy, ya con un puñado de temas de su autoría, la búsqueda de Álvarez con Los Alpatacos es otra, y la apuesta es a largo plazo. “Nos gustaría poder meternos a grabar un demo, consolidarnos un poco más y entrar de lleno al estudio”.

Los Alpatacos toman esencialmente el legado que dejó la ola más fresca que vió el rock nacional en los 2000: el indie made in La Plata. Con El mató a un policía motorizado a la cabeza, secundados por Bestia Bebe, 107 faunos y un par de bandas más que impusieron nuevas formas de “hacer”  para contrastar con el rock de estadios y el rock chabon.

A su vez, la banda achense rescata el imaginario pampeano forjando su identidad: “El silencio de la noche me deja escuchar el llanto de la niña de puelches/Sierras de Lihuel Calel quedan atrás/Truenos y rayos no me espantan…”, sueltan en “La Ruta del Desierto” al describr en tono pop el paisaje pampeano. “La idea es hablar de temas que reflejen a la ciudad”, cuenta Fran, algo que se ve expresado en la “bestiabebenseNegro Lenny Kraviz.

1 thought on “Indie rock desde Acha, Los Alpatacos: “Que nos escuchen en otras localidades de la provincia sería un logro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

QUIENES SOMOS

 

Revista pampeana de sociedad, política y cultura. Crónicas, perfiles y entrevistas sobre los temas y personajes del momento, que influyen en la realidad. Espacio de intervención y debate.

redaccion@revistabife.com

 

seguinos